Seis comerciantes kenianos fueron brutalmente asesinados por presuntos militantes del grupo terrorista Al Shabaab, en Dhobley, en la región del Bajo Juba en Somalia. Según informes de Morning Star News, el motivo del ataque fue que los comerciantes estaban difundiendo el cristianismo en la zona. Los seis cristianos secretos, que llevaban seis años vendiendo utensilios de plástico y otros enseres domésticos, fueron víctimas del extremismo religioso.

Un líder cristiano local, que declinó ser identificado por razones de seguridad, explicó a Morning Star News: “Nuestros hermanos estaban involucrados en negocios para mantener a sus familias, pero también compartían el amor de Jesucristo con los musulmanes en Dhobley”. También sugirió que el descubrimiento de que varios musulmanes participaban en secreto en oraciones cristianas podría haber sido el motivo del ataque fatal llevado a cabo por Al Shabaab.

Las víctimas de la masacre fueron identificadas como Joseph Githonga y Simon Karimi de la Iglesia Pentecostal de África Oriental, Peter Muthuri y Thomas Muthee de las Asambleas de Dios de Kenia, y James Mwendwa y John Kathure de la Iglesia Anglicana. Los informes indican que Githonga había advertido sobre la creciente hostilidad de los vecinos musulmanes, quienes estaban indignados al presenciar a los nuevos conversos practicando abiertamente su fe.

Los supervivientes del ataque informaron que vieron un coche detenerse cerca de las tiendas de los comerciantes y cuatro hombres encapuchados comenzaron a disparar e incendiar las tiendas. Los cuerpos de los cristianos asesinados fueron llevados posteriormente a una morgue en el condado de Garissa, Kenia, para los procedimientos funerarios. El brutal ataque pone de relieve la amenaza constante que enfrentan los cristianos que viven en regiones donde prevalece el extremismo islámico.

Leave A Comment