Una aldea cristiana en Nigeria fue atacada por extremistas islámicos, lo que provocó la muerte de 12 cristianos mientras dormían. El 19 de abril, pastores fulani armados invadieron la aldea agrícola de Tilengpan Pushit en el estado de Plateau, según informes del Morning Star News.

El ataque se produjo alrededor de las 2 de la madrugada y tomó por sorpresa a los residentes mientras dormían. “La mayoría de las víctimas son mujeres y niños que no pudieron escapar de los invasores”, dijo a Morning Star News un residente local identificado como Bamshak.

Otro residente, John Musa, confirmó la trágica escena: “Doce miembros de nuestra comunidad murieron. Nos hemos convertido en blanco de ataques de pastores fulani sin una causa justa”.

El gobernador de Plateau, Caleb Mutfwang, expresó sus condolencias a las víctimas y dijo que estaba comprometido, junto con las fuerzas de seguridad, a luchar contra la persecución contra los cristianos en el estado. “He extendido mi más sentido pésame a todos los afectados por los incidentes y rezo por la recuperación de los heridos que actualmente están siendo tratados en varios hospitales”, dijo Mutfwang.

Este no es el primer incidente de este tipo. El 12 de abril, una madre y su bebé también murieron durante un ataque de los fulani en una serie de ataques a aldeas cristianas en el condado de Bokkos. Estas tragedias son parte de una serie de ataques que dejaron más de 30 cristianos asesinados por radicales en aquella ocasión.

Nigeria está clasificado como el sexto país más difícil para vivir como cristiano, según la Lista Mundial de Vigilancia 2024 de Open Doors Mission. Los líderes cristianos locales creen que los ataques de los fulani a las comunidades cristianas están motivados por disputas territoriales y el deseo de imponer el Islam, mientras que la desertificación exacerba la tensión entre los pastores fulani y los agricultores cristianos.

Un informe reciente del Grupo Parlamentario Multipartidista para la Libertad o las Creencias Internacionales (APPG) del Reino Unido señaló que, aunque la mayoría de los fulani no son extremistas, algunos abrazan ideologías islámicas radicales y apuntan a atacar a los cristianos y los símbolos cristianos.

Leave A Comment